Marcha Verde, veedor ético

por el 14/08/18 at 11:35 pm

Marcha Verde irrumpió en el escenario nacional el 22 de enero del 2017. Desde entonces, se ha convertido en un veedor ético, ventilando la corrupción y la impunidad que rompen los registros, hasta ahora conocidos, superando a los gobiernos desde Pedro Santana hasta la fecha.

Lo importante no es si a la Marcha del Millón del 12 de agosto concurrió un millón de personas. En eso  es  lo que quieren los detractores de este movimiento cívico que se centre el debate. Lo valioso es, sin embargo, el antes y el después. Y el después es que se ha sembrado en el seno de la sociedad el rechazo a la impunidad y a la corrupción.

Desde esta jornada cívica, exigiendo justicia y el cese de la corrupción, se fermenta en el seno de la sociedad el clamor de que se impida la protección a los corruptos con el blindaje que tienen con el aparato judicial.

Cada Marcha Verde supera a las anteriores, y cada vez, hay más miembros de la clase media, más juventudes, que unidos a intelectuales, estudiantes, amas de casas, chiriperos, exigen en alta voz: ¡Justicia para los depredadores del erario!

Este movimiento cívico venció el costoso aparato propagandístico del oficialismo que quiere ocultar o edulcorar los actos de corrupción, un vano esfuerzo, ya que la mayoría de los dominicanos asimilamos el peledeísmo como sinónimo de corrupción.

Así como en la década del 1970 la mayoría de los dominicanos se unificó en contra del autoritarismo del régimen que por doce años encabezó Joaquín Balaguer, hoy, se escucha una sola voz en reclamo de cero impunidades.

Eso explica que Marcha Verde se haya convertido en un referente ético nacional con la presencia masiva de ciudadanos de distintos estratos sociales, que coinciden en que se impida que los funcionarios de la administración pública y dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana hagan con los recursos del Estado lo que les dé la gana.

 

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud