Un remeneón de mata

por el 17/01/19 at 12:15 pm

La población dominicana espera el resultado de la investigación del asesinato del coronel Ramos

A una semana del asesinato del coronel de la Policía Nacional Daniel Ramos Álvarez cuando supuestamente inspeccionaba un punto de venta de drogas en la ciudad de Baní, las autoridades policiales y de la Dirección Nacional de Control de Drogas aún no explican el hecho que conmocionó a la sociedad.

Ese acontecimiento asestó un rudo golpe a la maltrecha credibilidad de la DNCD y la Policía Nacional que hoy reciben cuestionamientos desde diferentes sectores sociales, por la “inspección” de un coronel a un punto de droga que fue abandonado por sus compañeros en medio de una balacera.

A las autoridades policiales y de la propia Dirección Nacional de Control de Drogas les conviene, por la institucionalidad y credibilidad de ambas, ofrecer una versión creíble sobre ese hecho, que según ha ventilado el senador oficialista por la provincia Peravia, Wilton Guerrero, hay una conexión entre las autoridades y el narcotráfico. ¿Se sabrá la verdad de lo ocurrido?

La explicación de las autoridades se hace cada vez más necesaria ya que cada día suben de tono y de color las conjeturas, hasta el extremo que Guerrero afirma que el coronel Ramos fue “vendido”, por ser un obstáculo para los oficiales de la Policía y la DNCD que supuestamente reciben dinero de los que operan los puntos de venta de drogas en la población sureña.

Después de lo ocurrido con un tal Arturo del Tiempo que portaba carnet de oficial de la Policía Nacional y pisó las escalinatas del Palacio Nacional o con el propio José David Figueroa Agosto que también poseía identidad como miembro de los servicios de seguridad del Estado, no dudo nada en relación a la infiltración del narcotráfico en las esferas del Estado. Ambos personajes hoy cumplen condena por narcotráfico en España y Estados Unidos, respectivamente.

Me viene a la memoria que un director de Operaciones de la DNCD fue extraditado a Estados Unidos supuestamente por colaborar con el narcotráfico, por lo que muchos opinan que no estamos lejos de ser un narco Estado.

A la DNCD y la Policía les conviene decir la verdad de todo lo ocurrido alrededor del asesinado coronel, está en juego la confianza de la población en ambas entidades llamadas a desempeñar un gran papel en la lucha contra el crimen organizado.

Si no se aprovecha y se dice la verdad sobre todo lo ocurrido en Baní el deterioro de la imagen y la credibilidad en esas instituciones seguirá acentuándose rumbo al futuro como decía un estribillo de una emisora ya desaparecida, por lo que conviene remenear el árbol para que caigan los frutos podridos. Una profilaxis siempre es buena.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud