Chivateo digital global

por el 14/06/13 at 11:49 pm

Edward Snowden

Edward Snowden

Edward Snowden, un analista de inteligencia de Estados Unidos, ha develado ante los ojos del mundo la enorme y secreta estructura de vigilancia digital de su país, que como un panóptico universal, intercepta, almacena y procesa las comunicaciones globales por la red o teléfono sin importar donde se originen, en aras de “la seguridad nacional”.

En realidad esto ya era sabido, pero la revelación de Snowden ha puesto el dedo sobre la llaga frente a muchos que todavía se mantenían incrédulos ante la posibilidad de que existiera un sistema de espionaje de dimensiones tan colosales.

Todo esto tiene su origen en el shock que sufrió Estados Unidos luego del 11 de septiembre del 2001, cuando fueron derribadas las torres del World Trade Center, símbolo del capitalismo mundial, y que dio origen al incremento de los programas de seguridad contra el terrorismo.

Así, los programas de vigilancia masiva digital se llevan cabo gracias a la intervención de los gigantes de internet como Google, Microsoft, Yahoo, Facebook, Youtube, AOL, Skype, Apple, con los que obtienen informaciones de correos electrónicos, chat, fotos, transferencias de archivos de videos y otros. Para tener una idea solo basta recordar que se procesan más de 300 millones de llamadas telefónicas cada día, en todos los idiomas y quién sabe cuántos correos. La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) tiene los perfiles de 500 millones de personas.

Barack Obama, que en su época de candidato a la Presidencia criticó estos programas que a juicio de muchos en Estados Unidos limitan la libertad y privacidad de los ciudadanos, ha revelado que “no se puede tener un 100% de seguridad y un 100% de privacidad”. Los opositores a este sistema de vigilancia mundial alegan que violan las enmiendas cuarta y quinta de la Constitución de Estados Unidos, que protegen la vida privada de los ciudadanos.

Como un alto porcentaje de la información mundial pasa por Estados Unidos, donde están colocados los servidores de los emporios del internet, se vigila a los ciudadanos de otros países, una vez se presiona una tecla de una computadora. Todo este enojoso asunto aporta una valiosa enseñanza para los usuarios de las redes sociales en todo el mundo y es que deben aprender a controlar lo que dicen a través de aquellas, puesto que todos sus correos electrónicos son fisgoneados por otros.

Cuando nos sentamos frente a una computadora a chatear o cuando colgamos una fotografía, o escribimos cualquier nimiedad hay miles de personas que nos vigilan desde Estados Unidos o cualquier parte del mundo y se enteran de lo que hacemos y decimos, porque la privacidad en esta época digital es un mito.

Esta forma de ciberespionaje supera por mucho al Gran Hermano de Orwell, que concibiera en 1949, y hoy parecería un fósil jurásico, ya que desde la fecha en que se publicara la afamada novela hasta hoy es mucha el agua que ha corrido debajo del puente.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud