El angiotomógrafo del Salvador B. Gautier

por el 12/04/17 at 12:20 pm

El angiotómografo tiene más de siete meses esperando ser puesto a funcionar.

Mientras la propaganda oficial dice que en materia de salud pública  se ejecuta “una revolución”, la realidad nos muestra otra cosa: 57 hospitales están en reparación desde hace varios años, lo que se refleja en la calidad del servicio que  reciben los  más necesitados.

“El 2016 ha marcado también el comienzo de las transformaciones radicales en nuestro sistema de salud. Vamos caminos a un modelo más eficiente, completo y cercano al ciudadano”, proclamó el presidente Danilo Medina en su discurso ante la Asamblea Nacional del 27 de febrero pasado.

Para el mandatario se lleva a cabo una “revolución de la salud”, por cierto muy extraña, pero para la población esta no ha llegado.

Medina se reunió el martes 10 de abril con contratistas de los hospitales en reparación con quienes acordó terminar los trabajos en el mes de febrero del año próximo.

Eso nos señala en qué condiciones están los centros asistenciales a los que acuden los más pobres de la nación. Es frecuente escuchar denuncias de los médicos anunciando que en los centros asistenciales no hay material gastable, que los pacientes tienen que comprarlos. Recuerdo que el Hospital Cabral y Báez, de Santiago, una vez se inundó y un brote de tuberculosis afectó a parte de su personal.

En el hospital Salvador B. Gautier, en el área de cardiología, hay un aparato, Angiotomógrafo, comprado al costo  de 40 millones de pesos que no se ha puesto a funcionar porque  el  suplidor exige la instalación de un ups que cuesta 3.0 millones de pesos, que hasta el momento no aparecen. En esa espera van ocho meses.

Esa es una suma irrisoria comparada con los astronómicos salarios de algunos funcionarios y de algunas “botellas”, ese subjetivo nombre  con que en el país se designan los empleos por cuestiones políticas. Me vienen a las memoria las famosas “Preciosas de Dios” de Procompetencia.

Con uno o dos meses que dejen cobrar un par de botellones se puede comprar el ups y salvar muchas, pero muchas vidas de aquellos que no pueden ir a Estados Unidos y otras naciones a tratarse una enfermedad cardíaca.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud