Por Robert Vargas

por el 26/04/17 at 11:13 am

Preocupa que, a pesar de los largos años de transición democrática, en el país no se superen esquemas de actuación propios del autoritarismo de una época pasada que costó la vida a miles de ciudadanos valiosos.

Es lamentable que aun sobrevivan los soberbios, brutales, trogloditas, virulentos, que con sus tentaciones antidemocráticas no ocultan sus deseos de  borrar la libertad de prensa quitando la vida a periodistas, es un acto propio de las cavernas políticas.

Robert Vargas, director del periódico digital ciudadoriental.com, al que conozco desde  mis años de adolescencia, y de quien  testimonio su profesionalidad y apego a las normas éticas, acaba de denunciar que fue amenazado de muerte por la línea editorial de su medio.

Vargas, en su denuncia, ubica a los que planean contra su vida en el municipio Santo Domingo Este. Él conoce quienes son, o quien es, para lo cual grabó un video en el que sería publicado en caso de que le suceda algo.

”De todas maneras, ya he dejado grabado en vídeo y al alcance de un clic para ser publicado, un vídeo en las redes para que, en caso de que algo me suceda, sin importar si es que me caigo en la calle, tengo un accidente de tráfico, se incendia mi vehículo o algún ratero intenta robar mi equipo de trabajo, lo haga público de inmediato”, dice en un artículo publicado en ciudadoriental.com.

Todavía en el país hay quienes consideran que no pueden ser criticados cuando manejan recursos públicos, pues creen que administran un ventorrillo particular por el cual no deben dar cuentas y entienden que la impunidad será eterna.

A Robert Vargas hay que garantizarle su existencia y su tranquilidad. Por suerte, el mismo afectado ha dicho que seguirá haciendo su vida normal. El último periodista asesinado por “desconocidos”, en el país, fue Blas Olivo. Y, todavía, ese hecho no ha sido aclarado a pesar de que hay varias personas acusadas del crimen, pero ¿quiénes fueron los autores intelectuales?

La sociedad toda, el Colegio Dominicano de Periodistas, la Sociedad Interamericana de Prensa, el pueblo dominicano, debemos estar atentos a la vida del comunicador social Roberto Vargas, e interponer los mejores oficios para que no lo toquen ni siquiera con el soplido del viento. El atentado contra Robert Vargas es un golpe a la libertad de expresión y difusión del pensamiento.

El Presidente de la República, como jefe de los organismos de seguridad del, debe instruir para que  la vida de este periodista sea garantizada, puesto que su único delito, por decirlo así, es informar con objetividad y según su criterio profesional.

 

 

 

 

2 Responses to “Por Robert Vargas”

  1. Eugenio Ferrand

    Abr 26th, 2017

    SALUDOS HERMANO, ASI ES DEBEMOS PROTEGER A ROBERT PORQUE CON ELLO PROTEGEMOS EL DERECHO A LA LIBRE EXPRESION Y LA LIBERTAD DE PRENSA E INFORMACION.

    ESTAS PERDIDO
    EUGENIO FERRAND
    (829) 638-1821

  2. Nelson Sosa

    Abr 27th, 2017

    Dijo hace un tiempo Ernest, escritor francés, que: “A la libertad de prensa no se le puede colocar candado”, y de eso se trata, y quieren hacerlo silenciado a este destacado, ético y responsable periodista de muchas batallas en el país. Nos preocupa muchísimo la vida de Robert Vargas y atentar contra él, como lo ha venido haciendo un reconocido dirigente y funcionario del PLD con una alta posición en Santo Domingo Este. El país está alerta y este no pasara como agua debajo del puente de la impunidad. Mucho cuidado, solo eso, mucho cuidado con Robert, que cualquier intentona no se resolverá con marchas de ningún color.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud