El ejemplo de la Raza Inmortal

por el 13/06/17 at 5:00 pm

Delio Gomez Ochoa (Foto Marvin del Cid)

El valor de la gesta patriótica de los expedicionarios del 14 de junio de 1959 se acrecienta en cada efemérides y se proyecta como ejemplo de amor a la patria sin importar el sacrifico que conlleve.

Hoy cuando  muchos  creen que la patria es  un trofeo particular del cual disponen a su antojo, seguir el paradigma de esos hombres que un día lo dejaron todo para inmolarse en las montañas de la Cordillera Central es el mejor homenaje que se le puede rendir a 58 años de aquellos acontecimientos.

La libertad y el amor a la patria era el único fanal que iluminaba a estos hombres, que hoy identificamos como la Raza Inmortal, que pretendía restaurar la libertad, conculcada por más de treinta años.

Escuché  a Delio Gómez Ochoa,  un cubano que como otros extranjeros vinieron a apoyar la causa dominicana, decir que Enrique Jiménez Moya, jefe supremo de esa gesta patriótica por la libertad, meses antes de llegar al país, fue herido en la Sierra Maestra cuando peleaba junto al Ejército Rebelde, que comandaba Fidel Castro Ruz, y, como un Quijote, dijo presente.

El comandante Gómez Ochoa, en una histórica participación en el Diálogo Libre, recuerda que Jiménez  Moya en las montañas andaba lento producto de la herida causada por una esquirla de un mortero, pero ello no importó para  estar  a tiempo en la cita con la historia.

Su amor a la patria fue superior a cualquier interés material en los hombres del 14 de Junio de 1959, que lo abandonaron todo consciente de que si no lo hacían Trujillo se perpetuaría.

A sus 90 años, Gómez Ochoa, héroe de la patria viviente,  recuerda milimétricamente cada detalles de las horas que vivió en las montañas dominicanas, desde el bautizo guerrillero en el aeropuerto militar de Constanza, hasta que una mañana despertó con las patas de un perro sobre su pecho, lo que indicaba que había sido hecho prisionero, para pasar dos años en la temible cárcel de La 40.

La entrega de estos legionarios de la libertad, su amor sin límite a la patria, a la cual sirvieron sin esperar nada a cambio hay que resaltarlos hoy  cuando se requiere que nuestros hombres públicos adopten su ejemplo.

Sucumbieron estos héroes ante una lucha desigual con el ejército del tirano, pero su sacrificio germinó con el despertar del pueblo dominicano y el 30 de mayo de 1961 la tiranía era decapitada.

Servir a la patria solo por el interés de verla crecer, de verla florecer debe ser imitado para que se cumpla aquella sentencia de que  la patria es aras, nunca pedestal.

 

2 Responses to “El ejemplo de la Raza Inmortal”

  1. Francisco Castillo

    Jun 14th, 2017

    Gratitud Eterna para todos los integrantes de la Raza Inmortal.

  2. frankcisquiano

    Jun 18th, 2017

    Coleguta, esa gente perdio su tiempo, he aqui los frutos.:LADRONES, NARCOTRAFICANTES, EMBUSTEROS, OPORTUNISTAS, TRAMPOSOS, BURLONES, OSTENTOSOS, ECHA VAINAS Y una serie de retahila mas. Te espero en el BEBE Y VETE con dos demonias que encontre en la Arena, me queda par de peso todavia. Ah!, los cangrejos estan en ell fogon y ya el agua ta haciendo Plo plo. Deja ese jodio escritorio y no jodas tanto con ese jodio trabajo, arranca, estoy dando gavela, metele un cuento al viejo el diablo ese.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud