Balaguer, Trujillo y Vargas Llosa

por el 18/10/17 at 6:10 pm

El doctor Joaquín Balaguer era un hombre  “absolutamente maquiavélico”, que engañó nada más y nada menos que a  Rafael Trujillo Molina, haciéndole creer que no le interesaba el poder, cuando era todo lo contrario, conforme afirma Mario Vargas Llosa.

El premio Nobel del 2010 en su último texto “Conversaciones en Princenton”, responde preguntas de alumnos de la Universidad de Princenton, Nueva Jersey, Estados Unidos sobre diversos aspectos de su vasta producción literaria  y otros temas contemporáneos. Dice que dialogó con el fenecido expresidente de la República cuando recababa datos para escribir su novela “La fiesta del chivo” (2000).

¿Cómo es posible que durante treinta y un años usted estuviera al lado de un bandido, de un asesino, de un ignorante rodeado de pistolas, de gánsteres?, le preguntó a Balaguer.

Cuenta Vargas Llosa que Balaguer le dijo que debía mantener a siete hermanas y como abogado recién graduado y pobre quería hacer política, pero en el país  la  única opción era seguir a Trujillo.

“Las opciones eran: o con Trujillo o en la clandestinidad, exponiéndose a que a uno lo echaran del país, lo torturaran  o lo mataran. Y no podía permitirme ese lujo”, le  respondió Balaguer.

Balaguer le confesó a Vargas Llosa que al entrar al gobierno se fijó dos reglas: La primera: “No voy a participar nunca en una orgía con Trujillo. Jamás fui invitado a una de esas fiestas”.

Y la segunda regla que se impuso era que no iba a robar, Yo no he robado nunca y le dijo al  novelista peruano que no tenía un centavo.

Vargas Llosa definió a Balaguer como un “hombre púdico” a quien  solo le interesaba  el poder y que engañó a Trujillo “haciéndole creer que carecía de ambiciones” políticas.

Balaguer, calificado  por el afamado escritor como un hombre “astuto y absolutamente maquiavélico”, a la muerte del Jefe heredó el poder. Para Vargas Llosa es un “personaje fascinante que podría ser protagonista de otra novela”.

La visión de Vargas Llosa sobre el fenecido político y literato es un tanto descafeinada en comparación con la acre opinión que tenemos de él gran parte de los dominicanos.

Será la posteridad la que justipreciará a Balaguer, un personaje que gravitó  pesadamente sobre los dominicanos, y  aún lo hace, pues “parió” muchos “balagueritos”, pero, claro, sin la sagacidad que caracterizaba al exmandatario, que hoy reivindican sus métodos de gobernar.

Una respuestas to “Balaguer, Trujillo y Vargas Llosa”

  1. Fonfo Rodriguez

    Oct 19th, 2017

    La opinión de Vargas Llosa rebasa al literato, es una apreciación política la suya, aunque lo hace desde la distancia, y también, permeada por la ficción; el no deja de reconocer ” el filón” literario que significa la vida de Balaguer, que como bien tú señalas, no puede deslindarse de su fatídico y pessroso accionar contra el pueblo dominicano, al que sigue motivando a través de sus ” balarguecitos”, tal como el actual, Danilo Medina

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud