Un decretazo en época de fake news

por el 31/05/18 at 7:01 pm

Copia del decreto de marras

El gobierno está en obligación a informar a la nación todo lo sucedido el lunes 28 de mayo con la falsificación de un decreto del Presidente de la República que daba cuenta del nombramiento de nuevos  funcionarios.

Se trata del decreto 198-18, mediante el cual se designó a Ramón Rodríguez como ministro de Interior y Policía, en lugar de Carlos Amarante Baret, renunciante.

Además, el artículo 2  designaba a Ángel Esteban Ramírez Taveras en sustitución de Rodríguez al frente de la Dirección de Pasaportes y el artículo  3 nombraba a José Miguel Soto Jiménez, embajador en China Popular.

El decreto fue puesto a circular por el chat de los periodistas asignados al Palacio Nacional y difundido por las redes sociales, y creo que uno de los periódicos de circulación nacional se hizo eco, a través de su versión web.

El decreto en cuestión fue puesto a circular de manera expresa para afectar a determinadas personas. Los organismos de seguridad del Estado tienen la suficiente preparación técnica para detectar el origen de este extraño decreto.

Hacer eso es sumamente fácil y debe hacerse porque hoy se falsificó un decreto, pero mañana se puede crear un gran problema al país con la falsificación de otro documento.

Se debe explicar todo lo relacionado a este hecho, que mucho atribuyen a la lucha de poderes dentro del Partido de la Liberación Dominicana y todo indica que con la falsificación del decreto de marras se quiso “quemar” a alguien para evitar que ingresara al gabinete.

Sea quien haya cometido este desaguisado se debe esclarecer e incluso sancionar. No debe quedarse como un episodio más de esta época caracterizada  por bulos o fake news.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud